Innovación contra la corrupción en Colombia

Escándalos de corrupción son descubiertos actualmente con mayor frecuencia en todo el mundo. América Latina no es la excepción, al contrario y tristemente, es una región bastante marcada por este peligroso fenómeno que, en términos generales, se refiere a la propensión de algunos funcionarios públicos a beneficiarse ilícitamente de las características de sus cargos. El conocimiento y natural disgusto ante esta situación es extenso, sin embargo, los movimientos para conseguir soluciones definitivas resultan más bien escasos.

Colombia ha dado un paso al frente para resolver una de las más graves situaciones clientelistas que ha padecido durante prácticamente toda su historia republicana, como lo es la adquisición ilegítima de tierras. Este delicado procedimiento se ha prestado, durante demasiado tiempo, a que el funcionario cuente con la discrecionalidad para tomar decisiones sobre la base de los sobornos que le ofrecen. Fenómeno vinculado a la centralización de los registros públicos y a la también ineficiente o manipulada contraloría que se lleva a cabo.

Un nuevo esfuerzo involucra a varios actores tanto públicos como privados. La Agencia Nacional de Tierras (ANT) realizó una alianza con ViveLab Bogota, la Universidad Nacional de Colombia y otras importantes instituciones, actualmente elaboran un proyecto para ejecutar la restitución de tierras a quienes han sido desplazados por el conflicto armado. La iniciativa se fundamenta tecnológicamente en Blockchain, lo que permite la descentralización de los procesos, guardar todos los datos de forma segura, evitando su modificación y permitiendo el rastreo de todos las entradas y cambios que se hagan en la plataforma; adicionalmente hace uso de un proceso de reconocimiento biométrico que registra y valida características únicas de las personas, con lo cual el acceso queda también salvaguardado y asegurada la identidad de los involucrados, ya sean funcionarios o usuarios.

El desarrollo de este proyecto puede aportar una confianza fundamental al ciudadano, confianza que hasta este momento se ha visto maniatada por décadas de corrupción.

Las alianzas constructivas entre el sector público y privado pueden representar importantes avances en materia de políticas pública en América Latina. En este caso el gobierno colombiano da un ejemplo de innovación para la lucha contra la corrupción, así como un impulso a favor de la eficiencia y la transparencia, demostrando que las herramientas tecnológicas pueden ofrecer aportes trascendentales también el sector público, y que la Tecnología Blockchain sigue siendo una de las claves para lograrlo. Quedan abiertas las puertas para atender áreas de mejora en otros sectores como el educativo, el inmobiliario o el comercial, por mencionar solo tres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *